Ambiente:
El Aloe Cebra es una planta que suele utilizarse en interiores en macetas más anchas que profundas, aunque si el clima lo permite se puede cultivar en exterior.
La exposición será bien iluminada pero sin sol directo.
Frecuencia de Riego: 
Necesitan poco riego en primavera y otoño (más o menos cada 15 días), muy poco en invierno (1 vez al mes) y conviene suprimirlos en verano pues entran en reposo.
Modo de Riego:
El mayor peligro que tienen estas plantas es el exceso de agua.
Se pueden abonar cada 30 días con fertilizante mineral para plantas crasas durante la época de crecimiento, aunque en realidad no lo necesitan.